EL ANILLO DEL REY: “ESTO TAMBIÉN PASARÁ”

Por un pequeño reino pasó un sabio, con fama de resolver todos los enigmas. El rey, que era un hombre dominado por los estados de ánimo y por los acontecimientos de la vida, lo mandó llamar y le pidió que le diera una fórmula para la felicidad.

El sabio le regaló un anillo con una inscripción interna, que sólo el rey podía leer.  La gente empezó a notar que el reytanto en los momentos de euforia y éxito, como en los de fracaso y tristeza miraba a su anillo y leía aquella inscripción. Y, con el paso del tiempo, esa costumbre lo había transformado en un hombre ecuánime, sabio y justo. Trascendió que en la inscripción del anillo había solo tres palabras. Cuando murió el rey todos quisieron saber cuál era la inscripción que había transformado la vida del rey y también la de ellos. Fueron a ver el anillo y en su parte interna estaba escrito: "Esto también pasará".

Esas palabras, en los momentos de euforia le ayudaban al rey a poner los pies en la tierra; yen los momentos de dolor le fomentaban la esperanza. Estas tres palabras le animaban a interiorizarlo todo y a relativizar los diversos acontecimientos. Fueron para él la ansiada fórmula de la felicidad.    

(Podemos recordartambién lo que dice Sta. Teresa: “Nada te turbe… Todo se pasa …”)